Dedicación

 

Hace años que el tema religioso me inquieta, la que fuera mi niñera asegura que desde muy pequeña ya le había dado charlas teológicas por las mañanas, de camino al colegio. Hacía preguntas sobre la Virgen María, el Niño Jesús y Dios. Luego fui creciendo y mis inquietudes aumentaron, surgiendo en mí cada vez más preguntas que necesitaban de una respuesta, coherente a ser posible.

Comencé a interesarme por la mitología, las leyendas, el ocultismo… y con la llegada de Internet a casa descubrí el nombre que el mundo moderno le daba a la religión que yo misma me había creado hasta el momento: Wica. No me considero wiccana, con la información leída y que más tarde copiaré en este Libro de las Sombras, llegué a la conclusión de que Wica es una religión inventada por el hombre, hasta cierto punto, como todas…, pero el hombre que dio ese nombre a esta religión pagana se llamaba Gerald B. Gardner y es un personaje relativamente actual, moderno, por lo que considero Wica como una religión moderna.

Mis creencias se basan en un Ser al que prefiero llamar Diosa pues así me es más cercano. Mi Diosa es el Dios entre los Cristianos, es Alá en el Islam, Yahvé entre los hebreos… Mi divina Diosa lo es Todo y en sí misma es hombre y mujer. Ella es su propio consorte, Ella será su hijo. Puede resultar complejo pero, meditándolo bien, es bastante sencillo. Todos tenemos un aspecto femenino y uno masculino, cosas negativas y positivas, es lo que equilibra la balanza. Y Ella no es menos. Es igual a nosotros pero representa su masculinidad creando un doble en hombre. ¿Es otro Dios? Realmente, no. Es otro aspecto de Ella misma, al que llamamos Dios, del mismo modo que los otros aspectos son llamados Doncella, Madre y Anciana. No siempre he estado tan unida a mi religión como ahora, quizá el llegar a tierras austríacas y verme rodeada de naturaleza me hizo volver a escuchar la voz de mi Señora.

También ayudó el que María, mi mejor amiga y hermana no de sangre pero sí de corazón (cosa que une a veces mucho más que la sangre) también comparta estas ideas religiosas aunque desde un punto de vista diferente en según qué cosas. Centrada en el estudio del mundo egipcio, María es el ejemplo a seguir que me guía y me anima cuando sólo veo tinieblas. Ella es una luz en el horizonte cuando mi burbuja interior se rompe, hay una canción que siempre me recuerda a ella pues, si ella es mi punto de apoyo, ella asegura ser yo el suyo. La canción, un trozo de ella, dice así:
Y si te sientes perdido
con tus ojos no has de ver
hazlo con los de tu alma 
y encontrarás la calma 
tu Rosa de los Vientos seré.

Rosa de los Vientos, Mägo de Oz, Album: Gaia

La Rosa de los Vientos es un instrumento utilizado por los navegantes para orientarse y no perder el rumbo. La canción viene a decir que si te pierdes, yo seré tu guía.

He retomado la Senda de la Diosa y esta vez, con su ayuda, la de María y otros amigos paganos, sé que la seguiré siempre y no volveré a apartarme de ella.

Diosa, en ti creo, tú eres la Luz del día, la esperanza de la vida y yo, simplemente, una hija tuya que hará que sientas orgullo de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s