Ritual de Equinoccio de Otoño

Comidas: Manzanas, nueces, pan, granos, frutas y verduras, maíz, calabazas, uvas, legumbres, carnes rojas, jarabe de moras.
Hierbas: Rosa, salvia, vegetales.
Inciensos: Salvia, incienso puro, canela.
Colores: Rojo, anaranjado, marrón, oro, ocre, amarillo.
Piedras: Zafiro, ágatas amarillas.
Velas: Verdes y azules. Para el festín a la mesa: naranjas y burdeos.
Hora del día Atardecer.
Animal: Cuervo.
Naturaleza: Tierra, Luna, oscuridad.
Propiedades: Equilibrio, agradecimiento, celebración, tolerancia, cosecha, reflexión.
Diosas: Core y Demeter.
Dios: Mabon.
Mensaje: Comparte. Los Dioses nos dan mucho y piden poco a cambio.
Decoración del altar: Cuerno de la abundancia lleno de fruta de campo y bosque. Bellotas, piñas de pino y ciprés, tallos de trigo, figura de vaca con cuernos (Diosa), uvas, espigas, frutas, nueces, hiedra, calabazas, maíz, manzanas, flores de tonos óxidos, una vela blanca y otra negra para simbolizar el equilibrio del año, hojas secas.
Herramientas adicionales para el ritual: Canasta con hojas secas, cintas de colores otoñales atadas al athame/hoz, tres velas rodeando al caldero (blanca, roja y negra*), Llenar el caldero con hiedra. Hogaza de pan (a base de harina o frutos) con pentáculo hendido, simbolizando la cosecha de los logros del año actual.


* Si se convoca a la Diosa siempre con estas tres velas al lado izquierdo del altar, no hará falta colocar estas velas, aunqur también puede hacerse.

 


 

Invocar a la Diosa, encender las velas que roden el caldero y decir:

Invoco a la Reina de las cosechas, otorgadora de la vida y de la abundancia. Concédeme tu alegría y tu belleza, tu fuerza y prosperidad.“.

Invocar al Dios, saludar a la hiedra del caldero, diciendo:

Invoco al Señor de las cosechas, otorgador de la riqueza y de la protección. Concédeme tu fuerza y tu risa, tu poder y prosperidad”.

Con el athame/hoz en una mano y el cáliz de bebida en la otra, decir:

La vida siempre ha completado su ciclo y producido vida nueva en la eterna cadena de todo lo que vive. En honor de los antiguos Dioses, señalo el cumplimiento de mi vida y la cosecha de las lecciones recibidas durante este año“.

Dar tres vueltas en deósil alrededor del círculo, empezando desde el este y diciendo:

Gira del Año la Rueda y la recompensa llega“.

Volver al altar, dejando el cáliz y el athame/hoz. Alzar la canasta dejando que las hojas caigan y diciendo:

Las hojas caen, los días se hacen fríos. Las frutas maduran, las semillas caen, las horas del día y la noche se equilibran. Los fríos vientos soplan desde el norte aullando lamentos.

En esta aparente extinción de los poderes de la Naturaleza, sé que la vida continúa. Porque la primavera es imposible sin la segunda cosecha, tanto como la visa es imposible sin la mierte. Bendito seas, oh Dios, mientras viajas hacia las tierras del invierno y a los amantes brazos de la Diosa”.

Poner la canasta en el suelo y decir:

Diosa de toda fertilidad, corté y coseché el fruto de mis acciones, buenas y malas. Dame coraje para plantar semillas de amor y alegría en el año venidero, eliminando la miseria y el odio. Enséñame los secretos de la sabia existencia en este planeta, luminaria de la noche“.

Representar el viaje de Perséfone al Inframundo que dará paso al invierno. Quedarse con siete prendas (ropa y/o joyas) y abrir una puerta en el Círculo para salir y dirigirse escaleras abajo, hacia el sótano (en su defecto, hacia la habitación que menos se suela utilizar de la casa). Arroba de las escaleras (o antes de empezar a caminar hacia la habitación), decir:

Bajo/viajo contigo, Gran Reina, hasta tu hogar en el Inframundo“.

Bajar dos peldaños/dar unos pasos y dejar una prenda ahí, diciendo:

Paso la primera puerta y dejo junto a ella mi _______ (prenda)”.

Bajar otros dos peldaños/dar dos pasos más y dehar ahí otra prenda, diciendo:

Paso la segunda puerta y dejo junto a ella mi _______ (prenda)”.

Así sucesivamente hasta llegar sin prendas al último peldado o la puerta de la habitación. tomar una granada o vino tinto/zumo de granada. Meditar sobre el Inframundo. comer y beber y subir las escaleras o regresar al Círculo recogiendo las prendas por el camino y sin volver la vista atrás. Ya en el Círculo, cerrar la puerta.

Escribir con tinta azul en un papel blanco aquellos malos hábitos que se deseen eliminar. Pensar sobre lo escrito y arrugar el papel con enfado. Quemar el papel diciendo:

Por el fuego y la llama de la vela, que este hábito desaparezca. Por el humo, blanco y gris, que este hábito tenga su fin“.

Visualizar el hábito alejándose con el humo que se eleva.

Hacer un brindis, izando el cáliz consagrado. Beber a cada brindis:

Por las buenas estaciones que partieron, y por las que han de venir. ¡Benditas Sean!

Por la Diosa, que traiga paz y realización a sus hijos. ¡Bendita Sea!

Por el Dios, que proteja a sus fieles y nos conceda prosperidad y felicidad. ¡Bendito Sea!

Agregar los brindis que se deseen. Siguen trabajos mágicos y el Festín Sencillo.

Hacer del vino/zumo de frutas el centro del Festín Sencillo. Se puede invitar a la familia y amigos a compartir la abundancia y turnarse para dar las gracias a los Dioses, que otorgaron una cosecha abundante, diciendo algo como:

Bendito sea el Dios del vino. Bendita sea la Divina Diosa. Benditos todos aquellos que han venido a este festín y que beberán en abundancia el vino/zumo sagrado.”

Fuente:

Wiccanos en la Red
Magia Celta de D.J. Conway
Agenda de las Brujas de Llewellyn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s