Albóndigas

albondigas

• No hacer las albóndigas ni muy grandes (se corre el riesgo de que se queden crudas por dentro) ni muy pequeñas (se freirán demasiado y quedarían resecas). Tamaño ideal: entre una pelota de futbolín y una de ping-pong.

• Si se preparan las albóndigas en una cazuela de barro, pueden servirse directamente en ella, con una presentación bonita y práctica, ya que el barro aguanta más tiempo el calor.
• Si se acompañan las albóndigas con una salsa, pueden prepararse con bastante antelación y terminar de cocinarlas poco antes de servirlas en la mesa.
• El arroz hervido o una ensalada del tiempo son buenas guarniciones para las albóndigas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s