Exposición Sorgiñak! ¡Brujas!

 

 

El día siete de noviembre de 1610, once personas fueron condenadas a la hoguera acusadas de brujería. Sería la última vez que la Inquisición consintiera la quema de brujas en España gracias a la intervención del prudente inquisidor Alonso de Salazar y Frías. La exposición “¡Brujas!: Zugarramurdi y los archivos de la Inquisición” muestró, por primera vez, los documentos originales de la mayor persecución de brujería acaecida en nuestro país con más de siete mil personas implicadas y dos mil procesados incluyendo el testimonio de cientos de niños.

Partiendo de un estudio bien documentado sobre la realidad de la brujería en el País Vasco y, en especial, en el territorio histórico de Alava, la exposición analizó los mitos y supersticiones que han existido sobre la brujería vasca y su persecución por la Inquisición, que culminaría con el gran proceso de Logroño (1609-1614) de cuyo inicio se cumplen ahora cuatrocientos años.

Interesantes documentos como estudios de quiromancia, cartas astrales, formulas mágicas para volverse invisible, contratos de curanderos vascos especializados en sanar la rabia, acusaciones de brujería debidas a rivalidades vecinales, enfrentamientos de la Inquisición con la justicia ordinaria, expedientes de limpieza de sangre y de censura inquisitorial, listados de personas condenadas a la hoguera en el auto de fe de 1610, el conocido como “edicto de silencio” en el que los inquisidores reconocen públicamente los errores de procedimiento cometidos a lo largo del proceso o el testimonio de una supuesta bruja natural de la localidad alavesa de Corres que necesitó de intérprete de euskera (la “lengua de las brujas” para muchos inquisidores), son algunos de los documentos expuestos y que nos permiten reconstruir de manera fiel la realidad de la brujería vasca y desmitificar el conocido proceso de Zugarramurdi, para acabar concluyendo, con Salazar y Frías, que, en realidad “no hubo brujas ni embrujados hasta que se comenzó a tratar y escribir sobre ellos”.

Éste es el cartel que había a la entrada de la exposición. Sólo había una guardia de seguridad que fue la que nos explicó de qué iba la exposición y el recorrido, aunque Nuruiel ya había estado allí y lo conocía ^^

Esta estructura es la que recibe a los visitantes nada más entrar. Tiene cuatro carteles en los que se habla de forma general de la brujería y la inquisición en el País Vasco.

Cocina típica vasca en la Edad Moderna.

Detalle de un armario lleno de hierbas.

Image

Otra representación de una habitación con elementos como las hierbas secándose, la escoba o la rueca.

Image

Cuadro en el que se explican las maneras que tenían los pueblerinos de protegerse contra las brujas.

Instrumento de tortura.

Image

Cuadro genealógico del Cid Campeador (no tiene mucho que ver con el tema pero ahí estaba entre otros documentos inquisitoriales)

Recreación de un auto de fe.

Image

Fuentes: Ministerio de Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s