¿Cómo decirlo?

 

Siempre es difícil contarlo a los padres, cuesta menos que a la pareja porque, a fin de cuentas, es con los padres con los que se vive hasta que nos independizamos. Por ello nunca se sabe qué reacción tendrán y es por lo que hay que vigilar mucho cómo se explican las cosas. Ellos son los dueños de la casa y nos pueden prohibir realizar ritos bajo su techo…

Teniendo en cuenta que no conozco el grado de confianza que puedas tener con ellos, trataré de aconsejarte en la medida de lo posible.
Quizá un buen modo sería comenzar a decirles que te interesa la historia antigua, sobre las civilizaciones perdidas, la antropología en general. Puedes decirles los descubrimientos que haces “el otro día leí que las hogueras de San Juan ya se celebraban en la época de los celtas para celebrar la llegada del verano”, así, como curiosidades ajenas a ti. Según lo vayan asimilando puedes ir demostrando que el tema te interesa cada vez más. “Mira, en aquella época sí que sentían lo que celebraban, no como ahora que nos domina el consumismo y las festividades han perdido su significado”. Se trata ante todo de que te vean responsable. De que puedan confiar en tu criterio. Una vez hecho puedes dar el paso siguiente, que podría ser por ejemplo el 31 de octubre decirles: “leí que antiguamente se creía que los espíritus de los difuntos volvían a sus casas a la cena. Me gustaría esta noche dejar un plato y un cubierto vacío en memoria del abuelo y que me contárais más cosas sobre él, cómo era, qué le gustaba, anécdotas…”. Así, les vas demostrando que no vas a salir volando en escoba que tienes los pies sobre la tierra.
El último paso, y el más delicado es el tema ritual. Puedes explicarles que no es nada del más allá y que no hay magia en ello. Que simplemente lo realizas porque es un modo de concentrarte en una actividad específica. Lo haces para rezar en lo que crees. El círculo lo haces como paso previo, como, diciendo “en cuanto lo cierre, mi mente sólo se concentrará en mis oraciones, lo demás deja de existir”. Pueden comprenderlo si se va paso a paso y se les sabe llevar.
Yo cuando vivía con mis padres no sabía eso que sé ahora, trataba de imponerme, me ponía burra. Eso es lo peor, te ven más niña e irresponsable. Trata de no perder los nervios (que mira que en ocasiones será difícil) y demuestra en todo momento que eres adulta y responsable. Si lo haces, confiarán en ti y saldrá bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s