El Roscón de Reyes

roscon-de-reyes-de-chocolate_117_1.jpg

A María le había dejado muy impresionada el relato de la matanza de los santos inocentes. Le habían contado la historia del nacimiento de Jesús y ella no dejaba de pensar en la maldad del rey Herodes y en los pobres niños que mandó matar.

Sus papás deseaban tranquilizarla explicándole que el cuchillo de los sicarios del rey nada podía contra las almas de los niños y se les ocurrió una manera muy dulce de hacerlo:

– Vamos a cocinar un roscón con una figurilla dentro. El cuchillo pasará sobre el roscón hasta encontrar el muñeco, pero cuando lo haga, no podrá cortarlo…

Así lo hicieron, y prepararon una enorme y apetitosa rosca cuajada de frutas escarchadas con una sorpresa en su interior.

– ¡Qué bueno! – exclamó María al ver aquel extraño pastel.

– Y guarda una sorpresa – añadió el padre, misteriosamente.

Entonces empezaron a repartir los trozos y, de pronto, la niña encontró en el suyo una figurilla de cerámica…

– Eres la reina – dijo su madre, y sacó una cinta dorada y se la puso en el pelo.

Luego hablaron a María de la inmensidad del alma y del gran poder del amor.

Y la niña entendió que todas las personas somos reyes y que hay algo muy valioso en nuestro interior que nada ni nadie puede dañar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s