La necesidad de pertenencia

 

Hoy quisiera hablar de algo que cuanto más lo pienso, menos comprendo: la necesidad de pertenencia. Es decir, esa absurda obsesión de muchos que no son capaces de sentirse algo mínimamente valorado si no pertenecen a un grupo. Me refiero a esas personas que van creando asociaciones que se disuelven a las pocas semanas o meses (si es que hay suerte), a los que van dántote una lista interminable de supuestos títulos que han conseguido en órdenes en las que en teoría han estudiado y practicado alguna rama del paganismo. Gente que es capaz de insultar a una persona hasta lograr hundirla socialmente (o mejor dicho, virtualmente, porque sólo afecta al ámbito de Internet, en la mayoría de los casos) pero que cuando se les viene abajo un grupo al que pertenecían, corren perdiendo las bragas por el camino hacia el grupo que esa persona que anteriormente hundieron tiene. Y todo sólo para poder decir que pertenecen a un grupo…

Están los casos de personas que sólo desean codearse con “altos cargos” de esas asociaciones efervescentes (vamos, que se disuelven con la mirada), acercándose por puro interés únicamente a “presidentes“, “archidruidas“… para poder, quizá, presumir de sus “maravillosos contactos” y ya ni hablemos de aquellos que tratan de tener una relación amorosa con alguno de estos personajes para decir “ah, sí, yo me lié con el Presidente de la Asociación X“.

No comprendo cómo la gente puede dejar atrás sus principios sólo por la necesidad de pertenecer a un grupo. Cómo se puede crititar a alguien hasta el punto de conseguir que todos los de su entorno lo odien y, cuando se ven solos y desamparados, corren a celebrar con ellos cualquier ritual (siempre con papeles en mano, porque claro, es muy difícil aprenderse unos pasos rituales que en teoría son parte de nuestras prácticas cotidianas…).

Yo prefiero la soledad en mi práctica antes que ir arrastrándome pidiendo cobijo de una asociación a otra pero al menos seguir conservando mi personalidad, mis ideas y mis creencias, que si son verdaderas, no deberían cambiar cada mes para adaptarse al nuevo grupito de moda.

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s