Mis escritos·Pensamientos·Sentimientos

Profesor Bhaer

jo-and-professor-bhaer

Hoy he recordado una de mis películas preferidas: Mujercitas, basada en la novela del mismo título de Luisa May Alcott. He visto todas las versiones existentes y tengo el libro en una encuadernación de lujo que me regaló mi madre. Siempre ha sido una historia que me ha fascinado y a Josephine March, más conocida como Jo, la sentía muy mía con su afán de lectura y escritura, siempre la marimacho del grupo familiar, la espontánea y directa, la que no hacía caso a las normas sociales (“si llevar el pelo recogido me convierte en una dama, llevaré trenzas hasta los cuarenta años”, “mírate, sin horquillas y trotando por la carretera”- Meg a Jo. “Ojalá fuera un caballo”, responde Jo a su hermana mayor).

Siempre me gustó su relacón con Laurie Lawrence, su joven vecino, del que se hizo muy amiga a pesar de que en aquella época no estaba bien visto que las chicas jugasen con los chicos. Laurie se enamoró (o eso creyó) de Jo pero ella le rechazó “creo que nunca me enamoraré”. Pero, el tiempo pasó y el hecho de verse sola, le hizo pensar en Laurie por unos instantes de un modo diferente al de un simple amigo de juegos pero, algo había pasado…

En Europa, su hermana Amy y Laurie habían comenzado una relación y, su querido gran amigo era ahora su hermano político. Sola y vacía se sentía en un principio pero supo que así debía de ser. “¿Volveremos a ser los de antes?” “No, Laurie, esos tiempos ya pasaron, ahora somos un hombre y una mujer… pero podemos querernos como hermano y hermana” y, mientras ambos se abrazaban como hermanos que eran, llegó quien realmente llenaría la vida de Jo: el profesor Bhaer a quien conoció mientras trabajaba de institutriz de dos niños en Nueva York.

Él se sentía tan poquita cosa para ella… “Sólo puedo ofrecerle… estas manos vacías” y ella, tomándolas entre las suyas le susurra: “Ya no lo están” (¡amo esta escena! porque idolatro al profesor Bhaer ^^)

Todas en nuestra vida hemos tenido un Laurie con el cual creemos en algún momento que hemos traspasado la barrera de la amistad para llegar al amor pero, siempre aparecerá un profesor Bhaer que nos demuestre lo que realmente es amar…

A todos los Lauries de mi vida, gracias por aparecer en cada momento de ésta y de llenarla de júbilo y amor, sois maravillosos.

Y, a mi querido profesor Bhaer… aún te espero para llenar esas manos que siguen vacías…

28 de septiembre de 2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s