Secreto y Juramento

EL SECRETO

Durante los últimos veinte años, los libros sobre brujería comenzaron a revelar el secreto de nuestros ritos de Culto. Lo que comenzó como un pequeño arroyuelo se transformó muy despacio en torrente.

¡Brujas contemporáneas dijeron que Gerald Gardner también había revelado rituales del Culto en “High Magic Aid” y pueden tener razón, pero lo que parecen haber olvidado es que este libro es una novela, una historia ficticia! La comparación es pues inexacta y desleal.

Poner el saber de un sistema mágico secreto en la disposición del gran público, que es ignorante en general de tales sujetos, en mi opinión es completamente irresponsable. La inmensa mayoría de los sistemas mágicos pueden ser peligrosos si son mal empleados. He aquí la razón principal del secreto.

Ya hay cuestiones importantes que surgen de la brujería de “fabricación casera”. Uno de los más importantes concierne a la bendición dada en el momento de la iniciación y, más tarde, el otorgamiento del poder, porque son cosas que no pueden ser concedidas por una bruja autoiniciada, aunque tenga las mejores intenciones del mundo. Es este lazo desde el pasado, de hombre a mujer y de mujer a hombre, lo que le da el poder al rito (la iniciación) y le da la sacralidad necesaria. Es una calidad mística que es creada y se consagra a una persona por “ordenación”, en otras palabras, vía un sacerdote o una sacerdotisa correctamente dedicados. Tras entregarse esta bendición podrá luego expresarse en la conducta y en las acciones del recipiente que tiene ahora los pies puestos completamente sobre el Camino.

En el pasado, ciertos escritores divulgaron los ritos secretos de sociedades secretas como la Francmasonería. Un ejemplo es el libro de Walton Hannah, un Francmasón iniciado. Este trabajo revela los rituales y hasta la contraseña sagrada. Hannah escribió su libro para probar que no había secretos en la Masonería (no había ciertamente más después de la publicación de su libro). Este libro estaba completo para evitar la crítica: si los rituales fueran incompletos, habríamos podido insinuar que el libro también podía ser incompleto. La Francmasonería ignoró este libro y continuó haciendo como si jamás hubiera existido, en estas circunstancias era la única conducta que hay que seguir.

EL JURAMENTO

¿Cómo alguien que juró “nunca revelar a nadie los secretos del Arte” puede traicionar su promesa? Una bruja me dijo una vez: “Usted sabe Pat, las personas son incapaces de comprender la naturaleza de un juramento” y es muy posible que esto sea cierto. El neófito que está desnudo en un estado de gracia ante el Altar de Dios y la Diosa, deben ser conscientes de la solemnidad de la situación. En este punto, en el círculo sagrado, el alma entra por primera vez en el Camino. También puede continuar la experiencia adquirida en una vida anterior. Al llegar al “Portal sin clave” el alma tiene que darse cuenta de la gravedad de su posición. La rara oportunidad de comenzar una nueva vida de descubrimientos. Por todo lo que es consagrado, debe ser consciente que allí (fuera del tiempo, en presencia de los Dioses y en presencia de los que preservan los Misterios) el Rito que le transformará y renovará es, por lo menos, muy sagrado.

Los hijos de la Diosa tienen el deber solemne de respetar el juramento de secreto. Una vez que los dos extremos, la alegría y el terror, están presentes en el rito, el candidato seguramente entenderá la gravedad de ese paso. En nuestros días, en una supuesta “época de igualdad”, el respeto a alguien o algo no existe prácticamente. Esto no es bueno. Sin respeto, sobre todo el respeto a sí mismo, la libertad se convierte en evasión (de la responsabilidad), lo que no es en absoluto la misma cosa.

 

Artículo de Patricia Crowther. 

 

Traducido por Jack Green con permiso de la autora, para Antiguo Espíritu. 

2 Comments

  1. Esto lamentable mente se da con confrecuencia en todos los ámbitos, por ejemplo: cuantas parejas inician su vida juntas, esperando que la promesa de fidelidad sea respetada por ambos. En el trabajo, en la vida social. En sí la Palabra Juramento Hoy en día ya no tiene la misma fuerza que en el pasado, cuando valías lo que valía tu palabra. ¡Es una pena.!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s