♪ Once upon a time… ♫

Érase una vez, una niña que no tenía muchas muñecas con las que jugar. De hecho, sólo tenía una Barbie Perfume Pretty regalo de sus padres, una Chabel Cenicienta y una Nancy bailarina para poder jugar. Luego sobre los armarios, estaban las intocables: la muñeca con el traje típico de Extremadura que llevaba con ella desde que era un bebé, la muñeca corneta regalo de su tío al hacer el servicio militar y la muñeca de su Primera Comunión.
Cuando esa niña preguntaba por qué no tenía más muñecas, siempre recibía por respuesta: “cuando tengas tu dinero, cómprate todas las que quieras” y, cuando creció, llenó su casa de  muñecas y abrió al fin la muñeca de la Primera Comunión que jamás había salido de su caja ¡¡¡en esos más de veinte años!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s