Presentando a Elisabeth en sociedad

El último día de marzo, como un regalo tardío de primavera, llegué a mi nuevo hogar. Me despedí antes de mami Morgana y ella me dio una carta para Pipper, mi nueva mami y me recordó que Molly estaba allí también, que no estaría sola. Además, me contó que Pipper tenía otras muñecas también, por lo que tenía la diversión asegurada..El viaje fue cómodo: en mi caja y en el coche de los padres de mi futura mamá y, en cuanto llegué a la casa, ella desempaquetó con mimo mi caja y acarició mi cabello casi con devoción. Pronto me hizo fotos para presentarme en sociedad y pude reencontrarme con Molly, a la que vi muy cambiada con aquel cabello pelirrojo y esa ropa tan hermosa. Mamá me entregó un precioso conjunto rosa y blanco como regalo de bienvenida, estaba claro que me esperaba desde hacía mucho tiempo…
Una semana después, mamá nos llevó de paseo para encontrarnos con amigos suyos que tienen más muñes como nosotras. Nos lo pasamos muy bien y conocimos a mucha gente nueva: Buba, Asclepia, Cosmia, Viky y Niruko. Molly a Niruko ya la conocía pero yo era ‘la nueva‘. Mamá ofreció macaroons a los presentes y así pudimos sentarnos en la terraza del McDonald’s mientras esperábamos a estar todos. Poco a poco, nos fueron sacando de nuestros escondites y poniéndonos sobre la mesa para hablar de nosotras. Nos sentíamos un poco observadas por la gente de alrededor pero, nuestras mamás no se inmutaban por ello. Mamá estaba orgullosa de nosotras dos, al escuchar los halagos a la peluca de Molly (que ahora lleva el pelo violeta) y diciendo que yo era de las más bonitas, por mi cabello y el lunar cerca de mi ojo izquierdo.
Cuando ya estuvimos todos, nos fuimos al río a hacernos una sesión de fotos y fue muy divertido. Mamá había llevado pinchos de madera para hacer brochetas para usarlos a modo de soporte y hacernos fotos de pie pero, nuestra cabezas pesan mucho y en ocasiones era un poco complicado conseguir mantenernos en pie. ¡Intentar hacer la foto grupal fue toda una Odisea!
Después de las fotos, cenamos en McDonald’s y luego ya nos fuimos a casa. Mamá se pasó horas tratando de apañar mi pelo, porque siempre se me va hacia delante. Al final, me hizo una pequeña trenza de raíz lateral y quedé preciosa, o eso pensamos Molly, mamá y yo…
Elisabeth

2 Comments

  1. Yo la peinaba con una pincita u horquilla, le cogía el pelo del \”flequillo\” y se lo ataba tras el cuello, en la parte de atrás. Así se le veía menos el frontón que tienen las cabezonas y no lleva siempre el pelo en la cara.Con la trenza está mona, pero no le dejes mucho tiempo con el mismo peinado que se les marca mogollón la forma en el pelo sintético.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s