Fantasía·Juvenil·Reseñas

Reseña: El corazón del roble

Ficha Técnica

Autora: Victoria E. Muñoz Jiménez
Género: Juvenil, Fantasía
Primera Edición: Octubre 2014
Editorial: Nazarí
ISBN: 9788494299209
Páginas: 185
Precio: 12€
Valoración: Excelente
Argumento

A pesar de sus once años recién cumplidos, Irenia sigue leyendo cuentos de hadas y jugando a las princesas y, aunque en su familia apoyan esta actitud suya, en el colegio se ríen de ella y esto le hace sufrir. Por suerte, tiene a su madrina —tía Elvira —que la quiere con locura y siempre tiene las palabras adecuadas para ayudarla. Así, una tarde tras una mala experiencia en el colegio, tía Elvira decide poner en sus manos un cuento muy especial que narra las aventuras de una princesa llamada también Irenia.

Reseña

Escribir sobre El corazón del roble es hablar de poesía hecha novela. La autora tiene un estilo poético y delicado y al mismo tiempo, dotado de agilidad y dinamismo en cada línea. Cada página consigue adentrarnos en la historia gracias a sus descripciones, tan tangibles, que consiguen sacar cada escena fuera del libro y trasladarla a nuestro entorno. Si bien está orientada a niños de doce años, considero que su estilo y vocabulario son demasiado ricos para ser disfrutado a esta edad —a pesar de las múltiples notas al pie con sus definiciones —. Quizá el único fallo que he encontrado ha sido ese: el considerar que el estilo no se adapta a la edad a la que va dirigida. El libro, redactado íntegramente en tercera persona y con dos tramas muy definidas —una actual, que narra la historia de la niña Irenia; y la otra, el cuento de La princesa Irenia —que están destinadas a encontrarse, nos devuelve a la época en la que disfrutábamos con los cuentos de princesas y dragones. A lo largo de nueve capítulos donde realidad y cuentos de hadas se fusionan en armonía como sucede en los capítulos Los príncipes-sapo, Tarde de cuento y ¡Por fin es viernes! —donde a través de los ojos de Irenia conocemos el cuento que le entrega tía Elvira—, Victoria nos lleva de la mano por su mundo de brujas, sílfides, magos y muchos otros seres que nos harán volver a creer en la magia, al menos, durante 165 páginas. La conexión entre el lector del libro con un personaje que a su vez lee un libro ya lo hemos visto con anterioridad en novelas como La historia interminable, de Michael Ende y suelen ser un aliciente para continuar la lectura. Ya no es solo querer conocer la historia principal sino la necesidad de conocer el final de la secundaria que la primera nos ha introducido.

La portada nos muestra una mesa con todos los ingredientes necesarios para las artes mágicas y una mujer elaborando una pócima o ungüento, lo que ya nos está invitando a adentrarnos en ese corazón del roble. Si bien puede que la portada no sea lo más sugerente de la novela, debe recordarse que lo que se juzga es su contenido, no su apariencia y ahí se encuentra lo acertado de su título, no os quedéis con su corteza, indagad hasta llegar a su corazón y dejaos sorprender.

El final, aunque predecible gracias a las pequeñas pistas que nos van llegando a través del cuento que Irenia lee, llega de una manera que casi consigue desesperar. Ver cómo la pequeña protagonista tiene que ir contrarreloj para lograr su cometido, sufrir su angustia ante una taza de chocolate en familia, siendo la única que sabe lo que ello conlleva, crea al lector una complicidad con ella y con tía Elvira, casi siendo insoportable la despedida al cerrar el libro. Sin duda, Elvira será una mujer difícil de olvidar para todos… Un personaje muy especial, con muchas historias que contar, que jamás hubiera tenido la fuerza que tiene de no ser por la elegante prosa de la autora, que logra enamorarnos párrafo a párrafo.

Citas

[…] era una viejecita de celeste mirada y serena una larga melena de un gris violáceo que siempre llevaba recogida en un moño trenzado sobre su nuca. Un hermoso mechón blanco como un jirón de nube arrancaba de su frente para ondularse graciosamente encima de su oreja izquierda. (pág. 12)

✖ Un crujido de porcelanas rotas hirió su corazón: frente a ella, deshecha en lágrimas, espejo de la más infinita tristeza, se encontraba la niña de su vida. […] Violentos hipidos convulsionaban su pecho de cristal amenazando con hacerlo saltar en mil pedazos en cualquier momento. […] Su cuerpecito menudo de once años no tenía capacidad suficiente para albergar tanta pena y esta se escurría a borbotones por cada poro. Tía Elvira permaneció a su lado deshaciendo con cada una de sus caricias esos hilos de amargura que pespunteaban cada centímetro de su piel. […] Aliviada por esas caricias de terciopelo y esas palabras de azúcar, Irenia fue entrando poco a poco en un ligero sopor […] Tía Elvira e tomó un tiempo para meditar la respuesta mientras rodeaba con sus suaves manos de pergamino las mejillas de Irenia. Su voz melodiosa creó palabras balsámicas que inundaron la estancia con perfume de lavanda y aliviaron el corazón desalentado de esa niña que llenaba su vida.(págs. 21-25)

✖ […]se escondían tres cuadernos garabateados con cuentos realmente hermosos que su hija solía escribir, sobre todo en las tardes de lluvia, con un lápiz al que se aferraba furioso un terrible dragón de ojos amarillos que dormía junto a los cuadernos encerrado en su palacio de cartón como guardián custodio de sueños de grafito. (pág. 45)

✖ Perdida en sus recuerdos, la princesa continuaba con su bordado y el acero de la aguja reclamó celoso su atención con vehemencia. […] una perla rojo brillante se instalaba perezosa sobre su dedo de escarcha. (pág. 48)

✖ El príncipe Rigoberto desgranó en su oído palabras de amor eterno y abrió su corazón a la joven princesa. Desde entonces, una paloma de níveo plumaje cubría cada tres días la distancia que separaba a los enamorados calmando la desazón que la lejanía ponía en su alma con arrumacos de tinta. (pág. 49)

✖ Sus párpados extenuados reclamaban el mil veces aplazado descanso y sin darse apenas cuenta se dejaron llevar imprimiendo sobre el rostro de Irenia la dulzura de la victoria de Morfeo. (pág. 54)

✖ Enderezó sus pasos hacia un río que no lejos de allí lamía cantos redondeados con su lengua de cristal. (pág. 67)

✖  Se sintió más sola y desvalida que nunca y dejó que el peso de su cuerpo la arrastrara hasta besar el suelo donde hizo barro con su llanto mientras un noviembre estrenaba el calendario entre tiritones con un sol menos que templado. (pág. 102)

✖ Cuando alzó la mirada, su pupila temblaba hecha agua. (pág. 147)

24 comentarios sobre “Reseña: El corazón del roble

  1. No sabia de él, y aunque como bien dices esta orientado a publico mas infantil y q podria leer cualquier adulto, no me lo llevo anotado….estas historias las veo perfectas para tv,no crees?
    Gracias por presentarmelo

    Besitosss

    Me gusta

  2. Hola!!!! , me gusta mucho tu blog su estética y todo , ahora sobre el libro puede que su potada no se la mas llamativa del mundo pero me gusta su historia, por cierto ya te sigo , saludos (^^)/

    Me gusta

  3. Pinta muy bien, me encanta la fantasía aunque odio las etiquetas en plan “infantil” o “juvenil”. Hay tantisimos prejuicios al respecto. Una historia es un medio para hacernos soñar y no tiene porque tener edades. Dicho esto xD (y perdona por el cambio de tema xD) seguramente termine dandole una oportunidad, aunque no sé si eso será pronto. Procuro seguir un orden de lecturas pero al final siempre me lo acabo saltando cuando aparece ante mi una novedad que no puedo rechazar xDDD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s