Semana 15: Cómo invocar el círculo

Foto 29-5-19 13 38 11

Ya has aprendido sobre los altares y los elementos. Ahora aprenderemos a hacer un ritual y a invocar el círculo. Un ritual honra al Dios y a la Diosa y se hace dentro de un círculo. ¿Qué es este círculo y por qué es necesario para el ritual? El círculo se invoca en un radio de 360º alrededor de la persona o las personas involucradas en el ritual o en cualquier trabajo mágico.

El círculo es un área de energía que mantiene la energía que utilizas para crear magia o trabajar con el Dios y la Diosa. El círculo siempre se traza en deosil, o lo que es lo mismo, en el sentido de las agujas del reloj. También protege al invocador de cualquier energía negativa o de espíritus. El uso de la magia y de la energía atrae a los espíritus. Como dice la versión completa de la Rede: “Traza el círculo por triplicado para mantener al espíritu malvado alejado“. El círculo también se invoca para crear un espacio sagrado. Piensa en él como en un templo de cambios. Este espacio sagrado creado por el círculo puede crearse y disolverse en cualquier lugar, interior o exterior.
Piensa en el espacio que puedes necesitar para tu ritual o trabajo mágico. El círculo debería tener un diámetro de entre 2,5 y 4 metros de diámetro si trabajas con un coven. Si trabajas en solitario o en un espacio reducido, tu círculo puede ser más pequeño o lo suficiente para que puedas estar sentado o en pie en su interior.
Si estás invocando un círculo para un grupo grande, invocas un círculo grande.
Antes de invocar tu primer círculo para el trabajo ritual, primero debes limpiarte físicamente. Toma un baño o una ducha purificadores. Visualiza toda la energía negativa y las preocupaciones de tu día a día siendo expulsadas con el agua. Vístete después con ropa que sea cómoda para ti.
Puedes vestir ropas rituales. Este tipo de atuendo ayudan a introducirte en un estado mental ritual. El motivo de esto es que son ropas diferentes a las empleadas a diario. Asegúrate de tener todo aquello que necesitas en el círculo. Esto implica todo lo que utilizarás para el trabajo mágico, las ofrendas para las Deidades… Una vez dentro del círculo no podrás salir hasta haber concluido el trabajo.
Cuando tengas todas las herramientas, enciende las velas y el incienso y coloca un poco de sal en el cáliz con agua y mézclalo.Camina alrededor del círculo en deosil comenzando por el este y asperjando el área según la recorres.
Una vez estés de nuevo en el este, deja el agua en su lugar. Toma el incienso o la campana y camina alrededor del círculo del mismo modo que hiciste con el agua. Ya has invocado el círculo dos veces. Queda la tercera y más importante.
Una vez estés preparado, colócate mirando al este con tu athame o varita y di: “Señores y Señoras de las Atalayas del Este, elemento del Aire, yo os invoco para que presenciéis mi ritual y protejáis el círculo“. Una vez dicho esto, traza el símbolo del pentáculo con tu athame o varita. Esto es lo que se conoce como la llamada a los cuartos. Cada elemento tiene su cuarto dentro del círculo el cual protegen y contemplan.
Ahora, caminando en deosil, traza tu círculo con el athame o varita y colócate mirando al sur para invocar el elemento del fuego diciendo: “Señores y Señoras de las Atalayas del Sur, elemento del Fuego, yo os invoco para que presenciéis mi ritual y protejáis el círculo“. Haz de nuevo el símbolo del pentáculo con tu athame o varita. Ve al oeste en deosil para continuar trazando el círculo con la herramienta elegida e invoca al elemento del agua, diciendo: “Señores y Señoras de las Atalayas del Oeste, elemento del Agua, yo os invoco para que presenciéis mi ritual y protejáis el círculo“. Haz el símbolo del pentáculo. Ve al norte, trazando el círculo. Invoca el último elemento, la tierra, diciendo: “Señores y Señoras de las Atalayas del Norte, elemento de la Tierra, yo os invoco para que presenciéis mi ritual y protejáis el círculo” y haz el símbolo del pentáculo. Tras esto, regresa al este para finalizar el trazado del círculo. Tu círculo ha sido invocado tres veces, estás listo para llevar a cabo tu ritual o trabajo mágico.

Cuando comencé en la brujería seguía estos pasos y agregaba muchos más pero, con el tiempo y la práctica comprendí que me eran absolutamente innecesarios. Si tu altar y tú mismo estáis siempre listos y preparados, esto no es necesario ya que no existen las energías negativas, solo la energía. Igual que los cuchillos, no son buenos ni malos, lo bueno y malo es el uso que se hace de ellos. Por eso, partiendo de esta base, ¿de qué energías nos puede proteger un círculo? De ninguna, porque es más una manera de que el practicante se centre en el trabajo y se conciencie de lo que va a realizar, concentrándose en los pasos y olvidándose momentáneamente de los asuntos que le preocupa a lo largo del día.

Yo simplemente voy centrándome en el trabajo ritual según limpio y coloco todo sobre el altar. Me paro frente a él y alzo oraciones a los elementos y las Deidades, sin necesidad de desplazarme por toda la estancia, simplemente centrando mi atención en el espacio que he dedicado para cada elemento en mi altar. Mucho más sencillo y menos complicado. Pero eso a gusto de cada cual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s