Doreen Valiente. La fascinante historia de la madre de la brujería moderna

Doreen Valiente, la madre de la brujería moderna, tuvo a la edad de nueve años lo que ella denominaba una indescriptible experiencia mística y vio temblar el velo de la realidad.
En una apacible noche de verano en la década de 1920, arrastrándose por su jardín en el sur de Londres al crepúsulo, la consumió una sensación de que todo lo que la rodeaba había sido creado para ocultar algo más, algo “muy potente. Sus padres entonces posiblemente tuvieran motivos para plantearse si su hija estaría interesada en el ocultismo —más aún cuando comenzó a pasear por su barrio con el palo de la escoba de casa—, y decidieron ingresarla en una escuela religiosa. A los quince años, dejó la escuela y se negó a regresar. Inspirada por los libros que encontraba en su biblioteca local, se sintió fascinada por la brujería.
Décadas más tarde, Doreen Valiente pasó a ser una de las figuras más importantes de la Wicca —considerada como la primera nueva religión completamente formada en Inglaterra y difundida por todo el mundo—, escribiendo gran parte de su liturgia y ayudando a abolir la prohibición de la brujería que llevaba vigente en su país durante siglos.
Con la cantidad de tiendas que hay repletas de anillos con pentagramas producidos en masa, misteriosos vestidos negros y joyería con amatistas, es difícil imaginar que el paganismo, junto con la Wicca, haya sido prohibido alguna vez en el Reino Unido.
En la exposición dedicada a Doreen Valiente se encuentran objetos de ocultismo y wiccanos, considerándose la colección más importante de este tipo en el mundo. Esta incluye desde cartas de Tarot, un cuchillo ceremonial de bruja llamado athame y dos botellas de maldiciones.
Doreen Valiente se crió en la Europa del fin de siglo, cuando la ciencia y la religión se enfrentaban constantemente y las ideas del individualismo y los derechos de la mujer que dominaron los movimientos subculturales en los años sesenta y setenta comenzaron a germinar.
La Wicca surge de una creciente necesidad de feminismo, ecologismo y libertad de elección individual. La religión tradicional de Gran Bretaña no era muy satisfactoria en estos tres aspectos“, explica Ronald Hutton, profesor de historia en la universidad de Bristol.
Nacida en 1922, Doreen Valiente trabajó también como traductora en Bletchley Park durante la Segunda Guerra Mundial. “Ella era claramente capaz de mantener un secreto y utilizó esta habilidad en sus escritos posteriores sobre brujería“, afirma Phiplip Heselton, biógrafo de Doreen Valiente.
Elementos de altar, parte de la colección de Doreen Valiente (Fundación Doreen Valiente)
La Wicca celebra y ritualiza los ritmos y ciclos del mundo natural y la participación humana en esos procesos“, explica el Dr. Paul Reid-Bowen, profesor principal de Religiones, Filosofías y Ética en Bath Spa University. Estas creencias se encuentran encapsuladas en la Rede Wicca: “Mientras no dañes a nadie, haz lo que desees“.
La exposición también cuenta con una varita de marfil perteneciente a Gerald Gardner, quien es ampliamente reconocido como el fundador de la Wicca. Fue iniciado en un coven en los límites de New Forest en 1939, cuando Doreen Valiente era aún una adolescente, y comenzó a escribir sus propias interpretaciones de la antigua brujería pagana. Doreen Valiente supo de Gerald Gardner por primera vez al leer un artículo sobre él en una revista y decidió ponerse en contacto con él. A mediados de la década de 1950, Gerald Gardner la nombró Suma Sacerdotisa del clan que fundó, siendo este uno de los más altos rangos dentro de la Wicca.
Gerald Gardner fue importante para Doreen Valiente porque la alentó a contribuir al desarrollo y creación de rituales y ceremonias de la Wicca y también la promovió como representante de la Wicca a nivel público“, dice el Dr. Bowen-Reid. En una religión donde la iniciación y el linaje son tan importantes, es digno de mención también la asociación temprana de Doreen Valiente con la Wicca gardneriana la cual le otorgaba una cierta autoridad. “Mientras Gerald Gardner realizaba ritos y rituales antiguos, Doreen Valiente los documentaba con un fervor casi poético“, explica Ashley Mortimer, fundador de la Fundación Doreen Valiente.
Libros rituales pertenecientes a Doreen Valiente (Fundación Doreen Valiente)
Ella le dio al Arte moderno una sólida letanía religiosa y un marco lógico. Fue esto lo que le permitió pasar más fácilmente a través de la iniciación y es probablemente la razón por la que se extendió con tanta firmeza y rapidez y continúa expandiéndose alrededor de todo el mundo a día de hoy“, afirma Mortimer, quien también es el director del Centro de Estudios Paganos.
Doreen Valiente se dedicó en cuerpo y alma a la sabiduría de las brujas que Gerald Gardner le enseñó. Pero Doreen Valiente no sólo ayudó a reafirmar las ideas de Gerald Gardner, ella era y sigue siendo una figura fundamental dentro de la Wicca y del paganismo por derecho propio.
Doreen Valiente fue una de las pioneras creativas y una de las personalidades de la Wicca moderna que ayudó a aumentar la conciencia pública, llevando la religión a su madurez“, dice el Dr. Bowen-Reid. “Si Doreen Valiente no hubiese sido la Suma Sacerdotisa de Gerald Gardner, la Wicca, casi seguramente sería muy diferente e incluso podría no haber sobrevivido y llegado a la actualidad“, dice Mike Stygal, presidente de la Federación Pagana, que Doreen Valiente ayudó a fundar en 1971.
A lo largo de su vida, Doreen Valiente escribió muchos libros importantes, incuyendo An ABC of Witchcraft y La brujería del futuro, el cual Heselton describe como su obra maestra. sin embargo, el Dr. Reid-Bowen argumenta que la obra más importante de Doreen Valiente fue la Carga de la Diosa, una invocación poética de la deidad femenina que se usa en casi todas las ceremonias paganas de los wiccanos y de muchas otras de todo el mundo. Como mujer, y con los vínculos que ofrece la Diosa de cuyo vientre creen los wiccanos proceden todas las cosas, Doreen Valiente encontró un nivel de respeto en esta religión. “El principio divino femenino, personificado como la Gran Diosa, era reverenciado y adorado mucho antes que su homónimo masculino“, explica Mortimer.
Mientras que la temprana Wicca estaba dominada por fuertes personalidades masculinas y las religiones patriarcales dominaban el mundo desde hacía siglos, los expertos coinciden en que el surgimiento del feminismo en la década de 1970 reparó el equilibrio en esta nueva forma de paganismo. “Doreen era una fuerte defensora de los derechos de las mujeres y escribió sobre el feminismo en sus libros además de hablar de temas feministas a lo largo de su vida“, dice Mortimer. Tales actitudes, obviamente, atrajeron hacia esta religión particularmente a las mujeres jóvenes, como lo demuestran las entrevistas realizadas a brujas wiccanas por la profesora Denise Cush en el Bath Spa.
El Dr. Bowen-Reid explica: “Las mujeres jóvenes encuentran atractiva la brujería por una serie de razones: su identificación y valoración de la naturaleza como sagrada, su énfasis en el empnderamiento a través de rituales y magia, su ética libertaria pero altruista y su actitud positiva hacia el cuerpo y la sexualidad. Un deseo personal de transformarse a sí mismas y al mundo, y su apyo a una cosmovisión encantada y sobrenatural“.
A pesar de todas sus asociaciones negativas más antiguas, la bruja sigue siendo una de las pocas imágenes del poder femenino indeppendiente que la sociedad actual nos ha dado“, argumenta el profesor Hutton.
Hablando de sus primeras experiencias de lo que ella creía era sobrenatural, años más tarde, Doreen Valiente recordó: “Sólo por un momento experimenté lo que estaba más allá de lo físico. Era hermoso, maravilloso. No era espantoso. Creo que eso fue lo que dio forma a mi vida“. Pero a pesar de ser pionera en una de las religiones más populares del mundo, a Doreen Valiente le gustaba practicar de manera sencilla. “Doreen era más partidaria de la magia natural antes que de elaborar rituales“, dice Heselton. “Ella prefería subir a Downs, cerca de su casa en Brighton, bajo la luna llena, sola o con algunos compañeros. Tal vez para encender una fogata para comunicarse con los antiguos dioses de la tierra“.
Fuente: Independent
Traducción:  Sonia Rincón

Doreen Valiente siempre será mas que una poetisa o autora, fue y será siempre la madre de la brujería moderna y por ello, sus obras son de obligada lectura para todo aquel que se adentre en esta práctica que, sin ella, nunca hubiera llegado hasta nosotros en el modo en el que lo ha hecho. Por eso, siempre debemos estar agradecidos a la dedicación de Doreen hacia la brujería y no permitir que su legado caiga jamás en el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s