Ayuno ritual

En ocasiones hay rituales que nos exigen una mayor atención y dedicación que otros como puede ser un ritual iniciático, una carga importante a un objeto, un destierro… cada cual debe estudiar el procedimiento que lleva a cabo en sus trabajos y evaluar si un ayuno sería provechoso o contraproducente. Pero, ¿qué es y cómo se lleva a cabo este tipo de ayuno?

El ayuno es algo que se hace en muchos grupos religiosos diferentes. Los musulmanes se abstienen de comer durante el mes sagrado del Ramadán, los judíos suelen ayunar en la observación de Iom Kipur y los hindúes a veces ayunan como parte de la adoración. En algunas tradiciones paganas, el ayuno se ve como una forma de acercarse a lo Divino, limpiar el cuerpo o prepararse para un ritual más elaborado más adelante. En muchos casos, el objetivo del ayuno es negarle al cuerpo los placeres físicos y las necesidades para lograr una conexión más profunda con los dioses.

También hay diferentes tipos de ayuno espiritual. En algunos casos, la persona puede abstenerse de comer pero no de beber durante un período de tiempo concreto. En otros casos, el más rápido, puede comer durante ciertas horas del día, pero no otras. En general, incluso si estás eliminando tu ingesta de alimentos, aún debes asegurarte de mantenerte hidratado. Zumos, infusiones, agua y agua de verduras/legumbres (hervir verduras y/o legumbres y beber el caldo resultante) son una buena manera de mantener el sistema en funcionamiento durante un ayuno y ayudará a mantener una buena nutrición.

Algunas personas optan por combinar el ayuno ritual con la meditación y la introspección espiritual. Se puede usar como un tiempo de reflexión y crecimiento en el plano espiritual.

Sin embargo, si decides hacer un ayuno ritual, siempre consulta con tu médico antes de ayunar. Asegúrate de que estás en buenas condiciones físicas antes de comenzar. Algunas personas nunca deben ayunar sin la debida supervisión médica. No realices un ayuno si eres uno de los siguientes tipos de personas:

• Con tratamiento por cáncer, enfermedades de la sangre como anemia o enfermedad cardíaca.

• Sistema inmunológico comprometido.

• Propenso a la anorexia o la bulimia.

• Mujeres embarazadas o madres lactantes.

• Ciertos tipos de trastornos mentales (consultar con un profesional de salud mental para una evaluación antes de comenzar un ayuno).

También debes limitar tu actividad física durante un ayuno. El ejercicio intenso combinado con la falta de alimentos puede conducir a una pérdida de peso dramática e insalubre.

Cuando me es posible, ayuno los días de luna llena y luna nueva y he comprobado que mi estado de conciencia se altera con mayor facilidad cuando lo hago así. En esos días de ayuno, bebo agua, zumo e infusiones durante todo el día y en el altar dispongo de bebida y comida para después de haber realizado todos los pasos que considero necesitan de un ayuno. No es algo difícil de realizar y yo siempre recomiendo que se experimente alguna vez para notar la diferencia entre ambas situaciones (ritual tras ayuno/ritual sin ayuno). 

¿Habéis ayunado vosotros alguna vez para preparar vuestro cuerpo y mente para un ritual? ¿Cómo fue la experiencia?

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s