Nimueh Lochlain

¡Buenos días, pececillos!

Hace tiempo que no me paso por aquí y parte de culpa la tiene esta mujer que os quiero presentar. Se llama Nimueh Lochlain, es bruja y tiene muchas cosas que contar… por lo que creo que ha llegado el momento de compartir su historia con todos vosotros.

205851538-256-k564136

Un 31 de octubre, nacía Nimueh en un pequeño pueblo escocés llamado Foithir. Desde el primer momento en que se supo del embarazo de su madre, se dijo que era una bendición pues los Lochlain llevaban años intentando sin éxito tener descendencia.

Creció feliz a orillas del Loch Ness, influenciada por todas las leyendas que rodean al famoso lago y aprendiendo de su madre la ancestral tradición familiar. Así, ya con tres años identificaba plantas medicinales autóctonas, a los cinco jugaba a leer los posos del té y a los ocho podía recitar de memoria las propiedades de cualquier mineral. Su madre siempre le hablaba del mundo mágico y en alguna ocasión la había llevado a Hogameade. En su decimoprimer cumpleaños nadie daba crédito a la llegada de la lechuza con la carta de Hogwarts. Sus padres repitieron de nuevo que aquella niña era su propia bendición. Fue enviada a Ravenclaw por el Sombrero Seleccionador y fue una alumna ejemplar. Visitaba Hogameade siempre que podía y soñaba con algún día vivir allí. Tuvo varios amigos y también algún que otro problema con algunos Slytherin radicales que trataban de humillarla por ser nacida de muggles. “Sangre sucia” para ella no significaba nada. Las palabras tienen la fuerza con la que uno quiera recibirlas y ella desoía aquel apelativo.

Después de Hogwarts regresó a casa de sus padres en Foithir. Allí se convirtió pronto en alguien a quien acudía la gente en busca de consejo y ayuda. Se decía de ella que tebiacrenegios milagrosos y un don especial para la videncia. Lo único que tenia era amplios conocimientos en varios campos y la habilidad de emplearlos. Así mismo, su don de la palabra y el saber empatizar con los demás la ayudaron a conseguir la fama de sabia y buena consejera. Con todo esto tuvo la idea de abrir un pequeño negocio donde vencía aceites esenciales, inciensos, remedios herbales… y un pequeño consultorio o gabinete de adivinación. Pero Foithir seguía sin ser su lugar soñado y un día, a poco más de un mes de cumplir los veintiuno, tomó un tren canino a sus sueños: Hogameade. Allí había adquirido un pequeño establecimiento en el que continuaría su trabajo, compaginado con su recientemente adquirido cargo como colaboradora del Ministerio de Magia.

Vive de alquiler en una casita con jardín a las afueras de Hogameade y lo único que le impide ser plenamente feliz es el hecho de estar separada de sus padres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s